Jacobo Feijóo, humor y fantasía

0
Posted October 23, 2013 by Miss K. in Autopublicados
jacobo feijoo

“La fábula de la palabra perdida”

Con un estilo muy poco visto en España, Jacobo Feijóo, crea un mundo de palabras y sus juegos. La fantasía y el humor se juntan, una aparente fábula inocente se convierte en una demostración de talento.

Imaginaos que la arbitrariedad del signo no existe, que todas las palabras y los conceptos que en ellas se refleja han sido creadas por una biblioteca fantástica. Y un día, por error, se pierde una palabra. ¡Ha quedado un concepto sin vocablo que la defina, y ahora qué pasará en la Humanidad! Si sois unos enamorados de la lengua española, veréis en la obra un tributo a ella muy cariñoso.

Entrevista a Jacobo Feijóo

-¿Por qué has incursionado en este estilo humor fantasía tan poco común en los escritores españoles?

Soy un lector empedernido al que siempre le ha gustado el triunvirato formado por la fantasía, el terror y la ciencia-ficción. De hecho, esa fue la línea que seguí en los libros que hasta ahora me han publicado.

Recientemente me planteé que necesitamos más humor del que se edita, que es el momento en que la sociedad lo pide a gritos. A partir de ahí, una musa juguetona que tengo cerca del oído me preguntó “¿Y por qué no juntar humor y fantasía?”. 

-¿Por qué dices qué nada en la novela es inocente?

Como gallego, he mamado desde pequeño el humor irónico, la retranca, el doble y triple significado entre líneas de todo lo que se dice. Por ponerte un ejemplo sencillo, en la novela hay unos personajes gemelos llamados los Hermanos Palíndromo. El nombre de uno es Rallar, y el otro Rayar (primera vuelta de tuerca). Y de hecho, todo ese capítulo está formado con diálogos capicúas (segunda vuelta de tuerca). ¿Crees que todo eso es inocente o que es intencionado?

-¿Qué es una fábula según tu?

Una historia ficticia, con personajes humanizados, de la que se extrae una moraleja. Y eso es lo que traté de hacer en esta obra.

-¿Por qué han dicho las críticas que el libro es una buena herramienta para que los jóvenes dominen mejor el idioma español?

La novela es una historia coral de personajes humanos que se mezclan con palabras personalizadas. En ella se encuentran casos como Aliteración, por poner un ejemplo. Hablo de desinencias verbales, de peligrosas palabras devoradoras que se atragantan, como Añusgar… A grandes rasgos, mediante el humor, explico cómo se genera una idea, cómo se convierte en concepto y cómo acaba derivando en las distintas palabras que la definen, dependiendo del idioma.

Todos estos personajes, estas situaciones, están enseñando a un joven el camino de la generación del lenguaje y las opciones tan amplias que nos da. ¿Es lo mismo el rojo que el bermellón que el escarlata o que el encarnado?

-¿Qué técnica utilizaste para editar tu ebook y cómo llegaste a ella? ¿No tuviste reparo a la hora de mezclarte en un saco donde también cabe mucha mediocridad; que te confundieran con tanta basura que se autopublica?

El ebook lo maqueté yo mismo con herramientas gratuitas y de open source que puedes encontrar en la Internet. Con mucho cariño, paciencia, leyendo todo lo que pude y mediante la consabida prueba-error, llegué a hacer un ebook sin ningún fallo apreciable de maquetación.

Me animé a publicarlo en Amazon para ver si realmente era como decía la gente, antes de ofrecer la obra a las editoriales clásicas. Era la respuesta a “¿Es el fin de las editoriales?”. El problema de Amazon, desde mi punto de vista, es que los consumidores tienden a leer las cosas gratis o baratísimas. Al menos los de habla española. Los autores que comienzan a publicar reducen mucho el precio de sus obras pensando que van a vender más, y lo que ocurre es que dan sensación de poca calidad. De ahí la fama de Amazon. Es cierto que una editorial clásica selecciona las obras, buscando las de mayor calidad, pero ¿sabías que Marcel Proust o James Joyce tuvieron que autoeditarse? Humberto Eco lo explica excelentemente en “El péndulo de Foucault”. Y te pregunto a ti… ¿tiene calidad el Premio Planeta? ¿Y los best-seller como “Crepúsculo” o “Cincuenta sombras de Gray”? Te puedo jurar que en mi caso estuve más de un año repasando la novela y que fue corregida por unas 12 personas antes de que me animase a hacerla pública.

Que pase desapercibido en Amazon es el riesgo que decidí asumir. Veremos qué ocurre. De ahí obtendré la respuesta a la pregunta que planteé más arriba.

-¿Fue iniciativa tuya el diseño de la portada digital?

Desde mis primeras publicaciones siempre exigí a las editoriales que mis textos fuesen ilustrados. Vivimos en una era audiovisual, en donde la imagen tiene un papel tan importante como lo tuvieron los capiteles de las iglesias románicas.

Doy total libertad a mis ilustradores: son muy, muy buenos y saben captar a la perfección lo que quiero expresar. Casi siempre, hasta lo mejoran.

-¿Te gustaría ahora ver tus libros publicados en papel o te es indiferente porque ya has llegado a tus lectores?

Llevo varias obras publicadas en papel por editoriales ajenas a mí y el éxito, para llevar sólo 3 años escribiendo, ha sido notorio. La experiencia me sigue diciendo que el lector prefiere el papel, que no es “lector” sino más bien “bibliófilo”.

Personalmente creo que cualquier medio es lícito si se logra engrosar el bagaje cultural de cualquier lector, ya sea en digital, en papel, en audio-libro…

-¿Estas escribiendo algo nuevo?

Uf, sí. En mi primera novela inventé un tipo de vampiro que no existía en la literatura o, al menos, que no había sido casi tratado. Estoy con la segunda parte, que se me hace un poco cuesta arriba.

Por otro lado, cada vez profundizo más con los libro-juegos, ese género que permite que el lector vaya tomando decisiones según avanza en la trama. Debido al éxito del primero y a que está ya una trilogía en imprenta, me he visto obligado a comprometerme con dos más. Me estoy convirtiendo en un experto de “vivir tu propia aventura”.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

','

'); } ?>