Rafael R. Costa, intrigante y de prosa segura

3
Posted October 25, 2012 by Miss K. in Autopublicados
Rafael Costa

Rafael R. Costa, el autor autopublicado más prolífico de Amazon

Bueno, vayamos por partes. Leyendo los fragmentos gratis de éste y el otro entre los autores más autopublicados en Amazon, aquellos primeros capítulos del libro que antes devorábamos en el chiscón del librero, me encuentro a un tipo, un tal Rafael R. Costa que no está mal, intrigante y de prosa fluida, y le sigo la pista. Googeleo y llego a un site donde cuentan que su novela más jaleada, El cráneo de Balboa (que no es la cabeza perdida de Adamasceno Monteiro), fue ¡finalista del Planeta 2007! ¿He de creérmelo Rafael RC, cuando todos sabemos más que sospechamos que los finalistas del Planeta y por supuesto los ganadores están pactados en agencia, que aquí nadie da puntada sin hilo? Qué duro, a estas alturas.

¿Y quién es Rafael R. Costa, a parte del autor autopublicado más prolífico y uno de los más dotados en la web por excelencia, o sea Amazon?

Rafael R. Costa es un tarteso (“el Atlántico onubense es mi gran pasión, y me siento profundamente tartessio”) nacido en la ciudad de Huelva en 1959. Vive en Madrid desde 1989. Ha publicado varios libros de poesía, de ahí le viene la prosa, casi siempre resultado de premios ganados, que pueden consultarse en la Biblioteca Pública de Huelva, donde por cierto trabajó durante algunos años. También ha publicado varias novelas: “El caracol de Byron” que fue Premio Ciudad de Irún de Novela y “El niño que quiso llamarse Paul Newman” que ganó el Premio Onuba de Novela. Recientemente ha sido de nuevo finalista con El cráneo de Balboa” (y va la tercera), en la cuarta edición del premio Irreverentes de Novela. Prometo leerlo.

Entrevista a Rafael R. Costa

-¿Por qué crees que tu libro ha tenido tanto éxito en Amazon?

Todavía no ha llegado el éxito satisfactorio, estoy cerca del Top Ten, incluso he logrado meter las narices; cuando me afiance en esas posiciones sí hablaré de éxito. Hay gente muy buena.

-¿Te sorprendió o lo esperabas?

Pues no sabría decir. Los primeros meses, la novela, al igual que yo, estuvo desasistida, muda y ciega. Bastó que la removiera un poco, alentado por algunas lectoras, y, mira, se ha disparado. Cada día 25 soñadores ingresan en el Gabinete. Ten en cuenta que esta novela lleva tres finales a sus espaldas, quiero decir que ha quedado finalista en tres premios de novela.

-¿Utilizas las redes sociales para promocionar tu obra?

Sí, claro, gracias a las redes sociales se ha podido mostrar la novela. Es el único escaparate que tenemos, pero es muy grande y luminoso, ahí están los resultados.

-¿Has puesto  en práctica algún método para que tus libros tengan mayor proyección, o te gustaría probar algún método diferente a la promoción convencional de las editoriales?

Otro método se reduce a haber hecho un par de book trailers, de dos novelas, que tienen su gracia y sus visitantes. Eso ayuda un poquito a mostrar el libro. Otra cosa no, porque esencialmente soy mal vendedor.

¿Por qué te decidiste a publicarte en Amazon?

Porque estaba harto de ser rechazado por editoriales y de quedar finalista en premios de novela. Amazon me dio esta oportunidad; hace mucho tiempo, antes de conocer Amazon, ya publiqué una por capitulitos ilustrados en un blog, que tuvo bastante éxito, hasta 300 visitantes por día.

-¿No tuviste reparo a la hora de mezclarte en un saco donde también cabe mucha mediocridad; que te confundieran con tanta basura que se autopublica?

Reparos no, cierta desconfianza sí porque no sabía a dónde llegaría. Amazon no abre una ventana al escritor, abre todas las ventanas de un castillo.

En cuanto a la mediocridad, pues es inevitable. También ocurre con las editoriales al uso. Si tú te preparas muy bien para correr una maratón es inevitable que detrás haya cientos o miles de corredores inscritos que muchos no terminarán la carrera o llegarán a las tantas. Sí me he percatado que novelas débiles narrativamente hablando venden mucho, debido a los temas que tocan. Uno de esos temas es escribir sobre mujeres de media edad, separadas o solas, que se forman un mundo propio. Muchas escritoras, por ejemplo, acuden a ese tema y tienen su público. No siempre se busca la calidad literaria, el tema es a veces el que tiene la voz cantante. También estoy convencido que hay buenas novelas atrapadas en el hermetismo porque sus autores no logran situarlas correctamente en los medios, y al contrario, novelas mediocres muy bien anunciadas que consiguen su propósito.

-Tenías previa experiencia editorial en papel, ¿cómo fue?

Relativa experiencia. He ganado dos premios de novela y ambas obras están publicadas, pero no por editoriales conocidas, así que la distribución y el caso que se les hizo fue muy deficiente. Una de las novelas se agotó, “El caracol de Byron”, que fue Premio Irún de Novela 2004, y la otra, “El niño que quiso llamarse Paul Newman”, anda por ahí perdida, esta fue Premio Onuba de Novela 2005.

-¿Qué técnica utilizaste para editar tu ebook y cómo llegaste a ella?

Llegué a Amazon casi por casualidad. Buscaba qué hacer con mis novelas y de pronto hallé esta oportunidad de oro. Utilizo la técnica que me marca la casa, pasito a pasito. Me da trabajo, soy muy mal usuario informático: convertir los archivos a HTML es una tortura porque luego pierden el formato. Con la técnica de ensayo-error, a la número mil lo saco más o menos.

-¿También fue iniciativa tuya el diseño de la portada digital?

En el caso de “La interpretadora de sueños”, que es mi novela más conocida en Amazon, la portada ha sido obra de Isabel Pérez del Pulgar, una artista granadina. Va a ser publicada en papel, en Original Books, una editorial de Miami, y ellos han hecho una nueva portada, de Eduardo Elizalde, que aparecerá tanto en papel como en electrónico.

-¿Te gustaría ahora ver tus libros publicados en papel o te es indiferente porque ya has llegado a tus lectores?

Esta novela que comento la veré en papel, cosas del destino, editada en Miami y gracias a Marlene Moleón. Estoy muy ilusionado, sí: es en cierto modo como una venganza a las editoriales españolas. Lo importante son los lectores, y especialmente los personajes de las novelas, ellos sí que son fundamentales.


3 Comments


  1.  
    Rafael

    Muchas gracias, tanto a la entrevistadora, como al comentario de Marlene Moleón. Hay algún desajuste pero esencialmente esas son mis ideas.

    A pesar de que se vaya a publicar “con fines promocionales para la electrónica” mi ilusión no decae ni un centímetro. El día que tenga a Georginas en papel no será más importante que el día que la vi en internet, pero la meteré en la cama conmigo. Siempre lo hice con mis libros impresos, y Georginas se lo merece. Y yo también, porque la quiero. Es una suerte rito intimista que no me importa desvelar. Otros ritos los oculto.

    Rafael




    •  
      Karina

      Acabo de leer “La interpretadora de sueños” y desde la primera página me atrapó, leo libros digitales, pero espero con ansias tenerlo en papel para volver a leerlo y hojearlo, así como la lectura de sus otros libros. Saludos desde México y lo mejor de lo mejor a este gran escritor.




  2.  

    Rafael R. Costa es una joya escondida en medio de tantos libros en Amazon. Su narrativa es FABULOSA.
    Como dijo una lectora del blog de Eriginal, Clara Bernaldo de Quirós
    “Cuanto Rafael R. Costa crea con la palabra, suena como un cuerno de caza, o un locust, o una música hipnotizante… Paraliza, y atrae irresistiblemente…”
    La edición que hará Eriginal Books para la próxima Feria del libro en Miami será con el propósito de promocionar la edición electrónica de “La interpretadora… “y para que los lectores hispanos de Estados Unidos conozcan al creador de Georginas.
    De este lado del Atlántico se vende mucho más en electrónico que en papel.





Leave a Response


(required)

','

'); } ?>