Italia era un casino: “Que empiece la fiesta”, de Niccolò Ammaniti.

0
Posted May 19, 2012 by in Niccolò Ammaniti
AMMANITI

Rating

Ritmo
4.0


Estructura
5.0


Argumento
3.0


Estilo Narrativo
9.0


Total Score
5.3

5.3/ 10

Ficha Técnica

Precio: EUR 8,54
 
Autor:
 
Editora:
 
Formato:
 
 

:

La fina prosa de Niccolò Ammaniti.
 

:

Un argumento y desarrollo excesivamente delirante, una ironía demasiado obvia.
 

Iba a hablaros de la novela de Niccolò Ammaniti que me cautivó por encima de todas, cuando descubro que no solamente no está editada en ebook sino que la edición de papel está “descatalogada por su distribuidor”, según reza. “Te llevaré conmigo” (editorial Mondadori) es una de esas extrañas joyas que tal vez sólo aprecie la mirada de un descubridor, como descubridores son siempre los niños y adolescentes de las novelas del autor romano (1963). Así pues, no me queda otra que hablar de su último éxito, “Que empiece la fiesta”, que por fin ha catapultado a Ammaniti a las listas españolas de más vendidos, no tan mediáticos y esperemos que sí leídos. Seguro que la gloria ganada por fin en suelo patrio se deberá a la temática de la novela, que críticos y editores han acordado en cifrar como una parodia de los desmanes de la era Berlusconni: dinero sucio, guapas de revista y algo putas, corrupción a mansalva, impunidad y mucha prensa y tele basura. En mi opinión, es ésta sin duda la peor novela del italiano.

by Miss K.
Full Article

“Que empiece la fiesta”, de Niccolò Ammaniti. Traducción:  J.M. Salmerón. Editorial Anagrama (2011). País: Italia. Páginas: 328.

He leído un post de otro incondicional de Ammaniti en el que agradece a su librero haberle descubierto a este excelso autor hasta ahora tan poco conocido en España. Si la casualidad existiera, creería que por casualidad habla el reseñista del mismo librero que a mí me descubrió al italiano hace ya una década (gracias, Miguel Hernández, de la Machado de Fernando VI: los lectores de Madrid  y provincias siempre te echaremos de menos; te imaginamos en tu dorada jubilación devorando libros como termita).

Hubo otras novelas anteriores, y sobre todo hubo “No tengo miedo”, una nouvelle de iniciación, como promete ser su inminente novedad (“Tú y yo”, que Anagrama publica estos días). Gran acierto literario y luego cinematográfico el de “No tengo miedo” (también “Tú y yo” se estrena estos días en Cannes y supone el regreso de Bernardo Bertolucci, después de 9 años fuera de cartelera), y de gran acogida en Italia (fue el autor más joven en ganar el Premio Viareggio en 2001), pero no trascendió fronteras. Éste es el Ammaniti que gusta al reseñista, al librero y a Miss Kindle; el que describe la inocencia rota de los niños, los secretos de la infancia en páramos dónde nada más que la imaginación infantil discurre en apariencia (la realidad, bajo tierra), el descubrimiento de la vida o la adolescencia individual y coral de las pandillas.

“Que empiece la fiesta” es en cambio una crítica social en clave de comedia disparatada que, eso sí, ha cosechado el favor de la gran crítica y la risa de la mayoría de sus lectores.  La fiesta la ofrece por todo lo alto un empresario del ladrillo en una villa romana y muy imaginable, obvia. Sus invitados son, claro, celebrities ridículas, cocineros impostores, cirujanos de prótesis estéticas, políticos y futbolistas al uso, etcétera. Y todo acaba en un aquelarre pseudosatánico al estilo delirante y comiquero de Álex de la Iglesia, pongamos; y en una serie de accidentes de naturaleza idem. Está bien contado, sí, porque no cabría otra cosa de este autor, pero a mi juicio es una novela insoportablemente excesiva, manierista, exagerada: un humor hiperlativo que a mí no me agrada.  Confieso no haber leído “Fango” la novela que etiquetó a un joven Ammaniti (entonces de 30 años) bajo la corriente de “los caníbales” italianos reunidos bajo la edición de Einaudi: una suerte de generación trash a medio camino entre el champú (narrativa de factura publicista) y la ficción pulp (gore puro), pero me temo que esta novela sea una reminiscencia de aquella suciedad, de la que no obstante el romano quiso desvincularse enseguida. Esperemos pues que “Tú y yo” entre ya en mi Kindle, para restituir a Ammaniti en la galería de imprescindibles.

Libros Kindle


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response

(required)


','

'); } ?>