La peste humana: “Némesis”, de Philip Roth.

0
Posted June 10, 2012 by in Philip Roth
nemesis

Rating

Ritmo
10


Estructura
8.0


Argumento
9.0


Estilo Narrativo
9.0


Total Score
9.0

9/ 10

Ficha Técnica

Precio: 6,64 €
 
Autor:
 
Editora:
 
Formato:
 
Nacionalidad:
 

:

El ritmo es sin duda la mejor característica de esta novela.
 

:

La estructura es quizás es punto más flojo, pero sigue siendo muy bueno.
 

Verano de 1944, Newark, suburbio judío de la periferia de Nueva York. Protagonistas: mr. Cantor, instructor de educación física y director en la escuela de verano en el barrio; sus alumnos, niños en torno a los 12 años; el calor y una epidemia de poliomielitis. Trasfondo: la juventud norteamericana combate en la II Guerra Mundial, frentes de Europa y el Pacífico; Bucky Cantor no es alistado debido a una tara física, sus amigos sí van a la guerra.
El escenario de Némesis nada bueno presagia. Augurio contrario ofrece su principal protagonista, el joven señor Cantor, ejemplo de buen judío, que ha superado una infancia sin madre, padre presidiario, disoluto y ausente, y una discapacidad física pese a la cual, y bajo la égida de un abuelo omnipresente aunque ya no esté, ha llegado a ser campeón de jabalina y prodigiosos saltos de trampolín. Empieza la acción.

by Miss K.
Full Article

“Némesis”, de Philip Roth.

Traducción: Jordi Fibla Feito. Editorial Anagrama (2011). País: EE.UU. Páginas: 224. “Némesis” forma parte de uno de los Libros Recomendados

La acción se conduce desde la voz de un narrador invisible, que sólo en las últimas páginas se descubre, demostrando al lector que había estado siguiéndole los pasos a lo largo de toda la novela. Original fórmula ésta que da lugar a un final ascendente, uno de los más difíciles logros de toda narración. Aparentemente, el lector se había dejado imbuir sin remedio por una potentísima tercera persona: el perturbador sentimiento de culpa de este joven judío a quien la desgracia (por qué será que Roth me recuerda siempre a Coetzee) y la injusticia hacen renegar de su dios. De tal modo se sucede este sentimiento, que cada párrafo parece anunciar una terrible desgracia que no esperará; así pues, el lector discurre por las páginas en una tensa espera de lo peor aún. Incluso en los pasajes que se suceden en el bucólico marco de un saludable campamento de verano, poblado por una nutrida adolescencia de élite (refugiada en las montañas apaches del calor y su devastadora epidemia), la tensión continúa presente como un murmullo de fondo, como el motor renqueante de un refrigerador ya viejo. O cuando el perfecto judío (a punto de dejar de serlo en su conciencia) encuentra la perfecta muchacha judía de padres perfectos que bendicen su compromiso. El lector es libre (pues abocado a ello está) de sospechar de tanta felicidad: también el protagonista sospecha, embargado más que nunca en ambos pasajes por la innoble tentación de sentirse feliz. Pero es precisamente esta tensión soterrada el peso específico o la enorme habilidad literaria que Philip Roth, grande entre los grandes norteamericanos, demuestra en cada una de sus novelas, para deleite de sus lectores, empedernidos o esporádicos. Una novela poco prescindible, una bajada a la tierra de los humanos. El protagonismo de la polio es, a decir de algunos, comparable al de la peste en la novela homónima de Albert Camus; pero mientras Camus advertía contra el peligro expansivo del fascismo, Roth nos habla en esta novela de 2011 del deterioro contagioso de la condición humana.

Como ya se ha dicho, el desenlace cuenta con el gran aliciente de poner punto final a las páginas en una pronunciada curva ascendente de la tensión narrativa. De tal modo asciende, que uno podría sospechar que se trata de una novela circular que volverá a comenzar cualquiera de estos días. O que no terminará jamás.

Más Libros Kindle


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response

(required)


','

'); } ?>