Olor a márquetin: “El sabor de las pepitas de manzana”, de Katharina Hagena

0
Posted July 15, 2012 by in Katharina Hagena

Rating

Ritmo
3.0


Estructura
4.0


Argumento
3.0


Estilo Narrativo
2.0


Total Score
3.0

3/ 10

Ficha Técnica

Precio: Versión Kindle: EUR 9,49 / Tapa blanda: EUR 18,90
 
Autor:
 
Editora:
 
Formato:
 
Nacionalidad:
 

Me asome a esta novela motivada por su márquetin oloroso y me explico: se anuncia como una novela sensitiva, pretendiendo seguramente despertarnos la memoria olfativa del gran suceso que fue “El perfume”, del compatriota Patrick Süskind. La autora de “El sabor de las pepitas de manzana”, Katharina Hagena, es igualmente alemana y nada tampoco conocíamos de ella (profesora de Lengua) hasta que irrumpió con esta narración y de golpe ascendió al Olimpo de los más vendidos.

by Miss K.
Full Article

“El sabor de las pepitas de manzana”, de Katharina Hagena.

Traducción de Ana Koŝutić. Editorial Maeva (2011). País, Alemania. Páginas, 224.

El sabor de las pepitas de manzana es uno de los Libros más vendidos

El sentido del olfato me fascina, me conmueve; especialmente si lo imagino, o sea si me lo cuentan de manera tan magistral (tal que Süskind) que me transporta sin moverme del sillón y sin necesidad de encender velas aromáticas o arrastrarme bajo puestos de pescado en el mercado donde vio la luz el monstruoso Grenouille, pongamos. Me fascinan además las novelas donde parece que nada ocurre porque la literatura todo lo ocupa.
Bien, pues ni una ni otra circunstancia tienen nada que ver con “El sabor de…”, que pretende contarnos mil cosas y no dice nada.
Toda la magia del libro se centra en que las grosellas del jardín, en la casa donde discurre la acción, se tiñen de blanco para siempre por el luto de la pequeña Anna. Lo peor es que esto sucede ya en la primera página, de modo que huelga leer el resto (¿se habrá encargado del arranque un editor de aquellos que se dicen de fuste? Doy fe de que los hay). A partir de ahí, del fenómeno grosella, la novela es una diletante y remilgada narración de la memoria de su protagonista, de una minucia sin sentido y un tempo insoportable, que regresa a la casa de su infancia en la muerte de su abuela. Recorre los desvanes de la memoria y la desmemoria hablando de un pasado bucólico, salvo ciertas máculas oscuras en la historia de la familia, y nada interesante.
Como podréis leer a continuación, clichés, lugares comunes, palabras sumadas que nada aportan, déjà vu. “Atravesé el lago negro. Al roce de mis manos, la superficie lisa se volvía ondulante y fluida y tranquila. La historia del señor Lexow despareció de mi cabeza; todas las historias desaparecieron de mi cabeza y volvía a ser la que era”. Y así todo el rato, pueril, obvia.

Por si quieres disfrutar de la reseña de más Libros Kindle


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response

(required)


','

'); } ?>